Maravillosas Conversiones Y Retornos A La Iglesia Catolica

retornos y conversiones-al-catolicismo“Unos se van y no regresan, otros nunca han estado y se unen, unos siempre han estado y perseveran”.

En toda la historia de nuestra Santa Iglesia Católica, siempre ha habido personas que por una u otra razón se van y terminan uniéndose a alguna secta o denominación.

Algunos regresan y perseveran, otros jamás vuelven; sin embargo hay muchas personas que nunca han pertenecido al rebaño de la Iglesia Católica y por Gracia de Dios reciben la conversión y terminan profesando nuestra Santa Fe.

En este escrito queremos presentarte en palabras muy sencillas un resumen de la conversión de personas que no eran católicas de titulo solamente, y de aquellas que incluso eran ateos.

Literalmente escribiremos aquí,  lo que les llevó a amar nuestra Madre Iglesia Católica.

Enseguida te describo varios casos muy interesantes…

Leah Libresco – Una atea reconocida y escritora de blogs escribió el pasado 24 de Junio, 2012 que después de varios años de debatir con los cristianos Católicos mas preparados, ha decidido ser uno de ellos.

En su entrevista con la CNN indicó que hay solamente una religión que llevará al conocimiento de la “Verdad Viva”. Leah, ya empezó su proceso de conversión.

Kathleen – Durante su vida en la universidad tuvo muchas preguntas y dudas al graso que dejó de asistir a la Misa dominical y terminó por abandonar la Iglesia; sin embargo después de una serie de tragedias en su vida, se dio cuenta que tenía que volver a la Iglesia:

“Ahora sé que la Iglesia Católica es la que fundó Jesucristo y es aquí donde se viven y practican todos los Sacramentos, instituidos por Jesús mismo.

Ahora siento que voy a misa porque lo deseo, más no por compromiso”. Amo la Iglesia Católica y no puedo imaginar que haría sin ella”.

Scott – Dejó la Iglesia Católica gradualmente, empezó a no ir a Misa un domingo, después fueron dos domingos hasta que totalmente  dejó de asistir.

“Sentía un gran soledad y la paz solamente la encontré cuando volví a la Iglesia Católica”.

Dee – Un año después de graduarse de una preparatoria católica empezó a asistir a otras denominaciones y por 30 años estuvo fuera del Catolicismo.

“Cuando empecé a leer la Biblia, me di cuenta que nuestra Fe Católica está profundamente arraigada en la Sagrada Escritura, como los sacramentos.

Me di cuenta que Jesucristo mismo le dió autoridad a San Pedro y esa autoridad Continua en el presente con el Santo Padre Benedicto XVI”.

Darren – Practicaba su fe a su manera, hasta que un día entró a la Iglesia Católica…

“Y por un momento pensé que si me metía mi mano al agua bendita, el agua herviría y el techo de la iglesia se caería. Ahora cuando entro a la Iglesia, siento que tengo vida y que estoy en casa”.

Ric –  “Practico el béisbol y todos los domingos jugaba. Me sentía atrapado en el egoísmo y me sentía auto-suficiente, pero Dios y su Misericordia me llevó de regreso a la Iglesia, acepté su enseñanza y mi vida cambió”.

Jean – “Mi familia entro en un circulo de crisis al grado de dejar la iglesia por completo, yo lo sabía, pero tenía temor de volver; finalmente lo hice y la primera ves que recibí los Sacramentos, no pude evitar llorar.  Ahora hay paz en mi familia y en mi corazón”.

Jim – Dejó su fe y después de mucho tiempo se da cuenta que si no fuera por Dios, todo sería en vano. “Pero me doy ahora cuenta del significado de la Misa y de los Sacramentos, mi deseo ahora es estar un día con Dios”.

Pam – Creció Católica pero conoció a un hombre no Católico y se fue con él, sin embargo, en su interior sentía el deseo de volver y cuando lo hace, se da cuenta que la Santa Misa da vida. “Ahora, cada ves que entro a la iglesia, mi ser se llena de paz y me siento en casa.

Frank – Asistía a misa pero no creía. En su interior pensaba que no necesitaba a Dios. “Por muchos años cargué con un pecado en mi corazón y algo dentro de mi me decía que Dios no me perdonaría ese pecado. Ahora sé que en la confesión, no importa que tan grande sean tus pecados, cuando el Sacerdote dice: “Tus Pecados te son perdonados…”, ¡tus pecados son perdonados!  Podrás tener el mejor carro, la mejor casa, pero si no tienes a Dios en tu corazón, estás verdaderamente vacío”.

Christina – “Me alejé de la Fe que cuestionando la autoridad de la Iglesia, cuestionando mi Fe, esto no era otra cosa más que Satanás metiendo desesperación en mi al grado de pensar en el suicidio.

Todo empezó a cambiar cuando me di cuenta de que todo lo que me pasaba era el resultado de mi rebelión. Al momento que regrese a practicar mi Fe, experimenté la sanación y fui de un estado de depresión a un estado de paz y de esperanza, ahora me doy cuenta que soy del equipo de Dios, sé a donde voy y nada me separará del amor de Dios”.

Darren – El y su familia dejaron la Iglesia Católica por mucho tiempo, debido a una mala experiencia con un Sacerdote. “Aunque estábamos alejados, siempre sabíamos que no todos los Sacerdotes eran así, pero el resentimiento nos mantuvo alejados por mucho tiempo, hasta que nos dimos cuenta que la esclavitud al resentimiento nos ataba a la falta del perdón, mismo que no alcanzamos hasta el regreso a la Iglesia Católica”.

Conclusión y Reflexión

Estos, son solamente ejemplos de muchísimos testimonios de conversión que existen. Su ejemplo nos recuerdan que Si hay esperanza, que Dios existe y es Misericordioso.

¿Qué tienen en común estas personas ?

  • Todos son igual que nosotros.
  • Todos han sufrido.
  • Su conversión no es por méritos propios, reconocen que hay algo superior a ellos y en su búsqueda encuentran la verdad.
  • Todos se reconocieron pecadores, imperfectos y frágiles.
  • Todos ellos como tú amigo lector, “somos hijos de Dios” y seamos como seamos, Él nos Ama y ni tu ni yo podemos hacer algo para evitarlo.


Deja un Comentario

*