Tuesday July 25,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
Mensajes de Medjugorje

VIDA DE SANTA FILOMENA

Pax Tecum Filumena!


1»  Santa Filomena, Virgen y Mártir

2a»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús - Parte 1

2b»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús - Parte 2

2c»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús- Parte 3

3»  Descubrimiento de la Tumba de Santa Filomena


4»  El cura de Mugnano busca las reliquias de una Virgen Mártir

5»  Filomena quiere ir a Mugnano

6»  Filomena sale de Roma

7»  La primera imágen de la santa

8»  Empezó una lluvia de milagros


9»  Paulina Jaricot, una misionera laica

10»  Paulina peregrina a Mugnano

11»  Sería un milagro de primera clase

12»  ¿Nos escuchas Filomena?

13»  Filomena sana a su amiga


14»  Vuelta a Roma

15»  El culto de Filomena en Francia

16»  Filomena revela su vida a una religiosa

17»  El cura de Mugnano, confirma los hechos

18»  Soy griega, hija del rey…


19»  Fui llamada Lumina

20»  El emperador se enamora de Filomena

21»  Hija, ten piedad de tus padres… de tu país…

22»  Comenzó a amenazarme

23»  Hija mía, te quedan sólo tres días


24»  Azotada, sanada por dos ángeles

25»  Otra vez el emperador trata de seducirla

26»  Echan a Filomena al río Tíber

27»  Filomena atravezada por flechas

28»  Le disparan flechas incandescentes


29»  Filomena muere decapitada

30»  Filomena se da a conocer a un sacerdote

31»  En una tercera revelación, Filomena se revela a un sencillo artesano

32»  Tres revelaciones concordantes

33»  Fray Andrecito y Santa Filomena


34»  “¡Encomiéndense a la Santa!”

35»  La primera obra sobre Filomena en Chile

36»  Sanación de una niña encorvada

37»  Muere reconciliado con Dios

38»  El Rosario Viviente

 

 

2a» Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús
Parte 1


YO SOY LA HIJA DE UN PRÍNCIPE que gobernaba un pequeño estado de Grecia. Mi madre era también de la realeza.

Ellos no tenían niños. Eran idólatras y continuamente ofrecían oraciones y sacrificios a sus dioses falsos.

Un doctor de Roma llamado Publio, vivía en el palacio al servicio de mi padre. Este doctor había profesado el cristianismo.

Viendo la aflicción de mis padres y por un impulso del Espíritu Santo les habló acerca de nuestra fe y les prometió orar por ellos, si consentían a bautizarse.

La gracia que acompañaba sus palabras, iluminaron el entendimiento de mis padres y triunfó sobre su voluntad.

Se hicieron cristianos y obtuvieron su esperado deseo de tener hijos. Al momento de nacer me pusieron el nombre de Lumena, en alusión a la luz de la fe, de la cual era fruto.

El día de mi bautismo me llamaron Filumena, hija de la luz (filia luminis) porque en ese día había nacido a la fe.

Mis padres me tenían gran cariño y siempre me tenían con ellos. Fue por eso que me llevaron a Roma, en un viaje que mi padre fue obligado a hacer debido a una guerra injusta.

Yo tenia trece años. Cuando arribamos a la capital nos dirigimos al palacio del emperador y fuimos admitidos para una audiencia.

Tan pronto como Dioclesiano me vio fijo los ojos en mi. El emperador oyó toda la explicación del príncipe, mi padre.

Cuando este acabó y no queriendo ser ya más molestado le dijo: yo pondré a tu disposición toda la fuerza de mi imperio. Yo solo deseo una cosa a cambio, que es la mano de tu hija.

Mi padre deslumbrado con un honor que no esperaba, accede inmediatamente a la propuesta del emperador y cuando regresamos a nuestra casa, mi padre y mi madre hicieron todo lo posible para inducirme a que cediera a los deseos del emperador y los suyos. Yo lloraba y les decía:

¿Ustedes desean que por el amor de un hombre yo rompa la promesa que he hecho a Jesucristo? Mi virginidad le pertenece a Él y yo ya no puedo disponer de ella.

Pero eres muy joven para ese tipo de compromiso -me decían- y juntaban las más terribles amenazas para hacerme que aceptara la mano del emperador.

La gracia de Dios me hizo invencible. Mi padre no pudiendo hacer al emperador ceder y para deshacerse de la promesa que había hecho, fue obligado por Dioclesiano a llevarme a su presencia.

Antes tuve que soportar nuevos ataques de parte de mis padres hasta el punto, que de rodillas ante mi, imploraban con lágrimas en sus ojos, que tuviera piedad de ellos y de mi patria.

Mi respuesta fue: No, no, Dios y el voto de virginidad que le he hecho, esta primero que ustedes y mi patria. Mi reino es el Cielo.

Mis palabras los hacía desesperar y me llevaron ante la presencia del emperador, el cual hizo todo lo posible para ganarme con sus atractivas promesas y con sus amenazas, las cuales fueron inútiles.

El se puso furioso e, influenciado por el demonio, me mandó a una de las cárceles del palacio donde fui encadenada.

Pensando que la vergüenza y el dolor iban a debilitar el valor que mi Divino Esposo me había inspirado.

Me venía a ver todos los días y soltaba mis cadenas para que pudiera comer la pequeña porción de pan y agua que recibía como alimento, y después renovaba sus ataques, que si no hubiera sido por la gracia de Dios no hubiera podido resistir. Yo no cesaba de encomendarme a Jesús y su Santísima Madre.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com