Tuesday May 30,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
Mensajes de Medjugorje

VIDA DE SANTA FILOMENA

Pax Tecum Filumena!


1»  Santa Filomena, Virgen y Mártir

2a»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús - Parte 1

2b»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús - Parte 2

2c»  Historia de la vida según las revelaciones a la Madre María Luisa de Jesús- Parte 3

3»  Descubrimiento de la Tumba de Santa Filomena


4»  El cura de Mugnano busca las reliquias de una Virgen Mártir

5»  Filomena quiere ir a Mugnano

6»  Filomena sale de Roma

7»  La primera imágen de la santa

8»  Empezó una lluvia de milagros


9»  Paulina Jaricot, una misionera laica

10»  Paulina peregrina a Mugnano

11»  Sería un milagro de primera clase

12»  ¿Nos escuchas Filomena?

13»  Filomena sana a su amiga


14»  Vuelta a Roma

15»  El culto de Filomena en Francia

16»  Filomena revela su vida a una religiosa

17»  El cura de Mugnano, confirma los hechos

18»  Soy griega, hija del rey…


19»  Fui llamada Lumina

20»  El emperador se enamora de Filomena

21»  Hija, ten piedad de tus padres… de tu país…

22»  Comenzó a amenazarme

23»  Hija mía, te quedan sólo tres días


24»  Azotada, sanada por dos ángeles

25»  Otra vez el emperador trata de seducirla

26»  Echan a Filomena al río Tíber

27»  Filomena atravezada por flechas

28»  Le disparan flechas incandescentes


29»  Filomena muere decapitada

30»  Filomena se da a conocer a un sacerdote

31»  En una tercera revelación, Filomena se revela a un sencillo artesano

32»  Tres revelaciones concordantes

33»  Fray Andrecito y Santa Filomena


34»  “¡Encomiéndense a la Santa!”

35»  La primera obra sobre Filomena en Chile

36»  Sanación de una niña encorvada

37»  Muere reconciliado con Dios

38»  El Rosario Viviente

 

 

9» Paulina Jaricot, una misionera laica


En medio de los incontables milagros de Santa Filomena, que es imposible relatar en esta biografía, uno de ellos vale la pena ser narrado por la importancia que tendrá en el futuro. Se trata de Paulina Jaricot, fundadora de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe.

Paulina nació en Lyon (Francia), en 1799. Era la última de una familia de ocho hijos.

Sus padres eran dueños de una empresa dedicada a la fabricación de seda. Pertenecían a la alta sociedad de Lyon.

De pequeña, Paulina se relaciona de muy buena gana con este ambiente burgués.

Luciendo vestidos de moda, de baile en baile, nada parece indicar lo que sería su vida.

“Me decían que era guapa, y había que estar muerta para permanecer insensible a los halagos y zalamerías de los jóvenes que me rodeaban”, escribe Paulina.

A los 17 años, asiste al primer domingo de Cuaresma, vistiendo una elegante tenida de tafetán azul claro, almidonado, ricamente bordado en blanco, un sombrero de paja de Italia, adornado con rosas y llevando sus cabellos completamente rizados.

Escuchando las palabras del sacerdote, que predica sobre las “ilusiones de la vanidad”, Paulina se reconoce en la imagen que dibuja el predicador.

De inmediato rompe con sus hábitos de lujo y riqueza.

Una voz le dice con fuerza que no debe ser religiosa; se mantiene laica, pero muy comprometida con la iglesia y los pobres.

Con una sencillez admirable, inicia en 1818, la colecta de la “chaucha semanal” pidiéndole a los obreros de Lyon que donaran un centavo a la semana para las misiones, que daría a la iglesia la base económica de las misiones del siglo XIX, llegando a ser la fundadora de la Asociación por la Propagación de la Fe.

Una enfermedad la obligó a suspender sus actividades y aprovechó para escribir el tratado: “El Infinito Amor de la Divina Eucaristía”.

Concibió también la idea del Rosario Viviente, que reunió rápidamente doscientos mil miembros.

En 1832, se enfermó de gravedad, tanto es así, que la creyeron a las puertas de la muerte.

Es en estas circunstancias que algunos hermanos de la Orden de San Juan de Dios, recorriendo el país para recolectar donaciones en beneficio de los incurables, enfermos mentales y epilépticos pobres, llaman a la puerta de los Jaricot, que eran conocidos por su generosidad.

Al informarse de la grave enfermedad de la hija menor de esta familia, los hermanos invitan a los padres a confiar y pedir su sanación a Santa Filomena, que obra tantas maravillas.

Al oír eso, Paulina comenzó enseguida una novena a Santa Filomena… y su salud mejoró inmediatamente. Ya podía sentarse, dar algunos pasos, escribir…

Pero, poco después, tuvo una recaída, y los doctores advirtieron a los padres, que podría morir en cualquier momento.

El último deseo de la enferma era ir con su familia a Mugnano, donde se veneraban las reliquias de la Santa.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com