Sunday April 23,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
San José - El mas santo de los antos

  


NOVENA DE SANTA MARIA DE GUADALUPE
En Honor de nuestra Madre
  

Dedicatoria

»  Propósito de la Novena

»  Oración Inicial para todos los días

»  Oración Final para todos los días


1»  Día Primero

2»  Día Segundo

3»  Día Tercero

4»  Día Cuarto

5»  Día Quinto

6»  Día Sexto

7»  Día Séptimo

8»  Día Octavo

9»  Día Noveno


»  Consagración de los Hogares a la Virgen Santa María de Guadalupe

»  Oración por las Vocaciones

»  Oración a San Juan Diego

 

 

Novena de Santa María de Guadalupe
3» Día Tercero

Autor: P. Manuel Canal Montañés

INTRODUCCIÓN

Virgen Santa María de Guadalupe, Madre de Dios y Madre nuestra, tú que pasaste desde el Ángel hasta la Cruz en compañía de Dios-Hombre, abrazada al hágase; entonando el Magníficat y más tarde, entera al pie de la Cruz, fuiste nombrada Madre de todos, se tú la guía, manos, ternura y fidelidad de Madre. Sé también inspiración y salvación de quienes te invocamos y enséñanos la firmeza de creer como tú, y entonar nuestro hágase rendidos e incondicionalmente, como tú.

LECTURA


Lc 1, 42-43


«Isabel exclamó: "Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?».


Texto Guadalupano


«... Señora y Niña mía... Yo soy un hombrecillo, soy un cordel, soy una escalerilla de tablas;
soy cola, soy hoja, soy gente menuda, y tú, Niña mía, la más pequeña de mis hijas, Señora, me envías a un lugar por donde no ando y donde no paro. Perdóname que te cause gran pesadumbre y caiga en tu enojo, Señora y Dueña mía».

REFLEXIÓN

Como Juan Diego, Madre Santa María de Guadalupe, nosotros somos esos hijos pequeños tuyos que hoy nos acercamos a tus plantas. Recoge nuestro dolor de hijos heridos por la frivolidad con que nos atamos a las cosas; la vulgaridad con que hemos vestido nuestra alma, templo del Espíritu.

La rebeldía, el orgullo y la suficiencia han ido deformando en nosotros la imagen de tu Hijo, modelo del hombre nuevo, y hoy, con el llanto de nuestro arrepentimiento, nos acercamos a ti. Ayúdanos, Madre y Señora nuestra, a quemar las altanerías, orgullos y egoísmos que empobrecen el amor que tú y tu Hijo sembraron en nuestra querida tierra, con un sincero y noble arrepentimiento.

Dinos lo que significa ser hijos de Dios y de la mejor Madre, tú, Santa María de Guadalupe. Y luego alcánzanos de Dios el perdón y el abrazo de su misericordia infinita para nuestras heridas del camino, y haznos sentir abrazados por ese perdón del Padre que se asoma a la ventana en busca y espera de los hijos extraviados que buscan otra vez sus brazos y su calor de Padre. Por Cristo nuestro Señor, Amén.

PRECES

Oremos a nuestra Madre Santa María de Guadalupe para que ella sea inspiración, maestra y compañera camino de la fe hacia el Padre, invocándola:

-Santa María de Guadalupe, aviva nuestra fe.


Para que en medio de todas las pruebas y dificultades que surgen en medio de nuestros hogares y nuestras vidas de cada día, nunca dejemos apagar en nuestros corazones la plena confianza y fe en Dios, Padre de toda misericordia, como tú nos lo enseñas, oremos.

-Santa María de Guadalupe, aviva nuestra fe.


Para que en cada familia exista siempre ese respeto y alegría que inspira y otorga una fe viva, y disfrutemos de una convivencia transida de ternura y cariño que nos ayude en la construcción de una sociedad más fraternal y cristiana, oremos.

-Santa María de Guadalupe, aviva nuestra fe.


Por nuestros jóvenes y adolescentes, almas abiertas a todas las influencias, a todos los vientos y a todas las fuerzas de la vida, para que no sean víctimas de cuanto esclaviza, si no que elijan en sus vidas la luz, la verdad y el camino de la virtud. Y que la fe que los hizo del Padre les dé el valor de amar a Dios y a los hermanos, como tú, Madre de Guadalupe llena de gracia, lo hiciste desde antes del anuncio del Ángel hasta más allá de la Cruz, oremos.

-Santa María de Guadalupe, aviva nuestra fe.


-Se rezan tres Avemarías.

-En silencio pídanse las gracias que deseemos alcanzar en esta novena.


- Se reza la oración final para todos los días.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com