Friday February 24,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
La pasion de Jesus

  
LIBRANOS DEL MALIGNO
"No Caigas en las fauces insaciables de magos, brujos, chamanes, espiritistas o adivinos."  

»  Introducción

»  Es una desgracia acudir a los curanderos

1»  Esoterismo

2»  Supersticiones


3.1»  La magia - Parte 1

3.2»  La magia - Parte 2

3.3»  La magia - Parte 3


4»  Adivinación

5»  Amuletos y talismanes


6.1»  El espiritismo - Parte 1

6.2»  El espiritismo - Parte 2

6.3»  El espiritismo - Parte 3


7.1»  Juego de la ouija - Parte 1

7.2»  Juego de la ouija - Parte 2

7.3»  Juego de la ouija - Parte 3


8.1»  Maleficios - Parte 1

8.2»  Maleficios - Parte 2

8.3»  Maleficios - Parte 3


9»  La maldición

10»  Chamanismo

11»  Infestación diabólica


12.1»  Sectas satánicas - Parte 1

12.2»  Sectas satánicas - Parte 2


13.1»  Misas negras - Parte 1

13.2»  Misas negras - Parte 2


14.1»  Música rock - Parte 1

14.2»  Música rock - Parte 2

14.3»  Música rock - Parte 3

14.4»  Música rock - Parte 4


15»  Halloween

16»  Wicca

17»  Síntomas de posesión satánica


18.1»  Exorcismos - Parte 1

18.2»  Exorcismos - Parte 2


19»  Otros medios de liberación


20.1»  La Virgen María - Parte 1

20.2»  La Virgen María - Parte 2


21»  ¿Qué desagrada más a Satanás?

22»  El poder de Dios

23»  Reflexiones

24»  Consejos varios

Oraciones

25»  Oración a Jesús mi único Salvador

25.1»  Oración de Liberación

25.2»  Oración contra todo mal

25.3»  Bendición del Agua

25.4»  Bendición de la Sal

25.5»  Bendición del Aceite

25.6»  Oración contra las Plagas


26»  Conclusión

27»  Biografía

 

 

 

14.4» Música Rock - Parte 4

Autor: P. Angel Peña O.A.R.  

Otro caso. Miguel tenía 18, cuando empezó a escuchar música rock de contenido satánico. Él nos dice:

Estaba pasando un mal momento. Mi padre acababa de perder el trabajo por ser una persona correcta y honrada. Lo habían despedido por no aceptar las irregularidades que le pedían.

Mi madre había caído en una grave depresión y le reprochaba continuamente a mi padre su honradez. Le repetía constantemente que las personas honradas se mueren de hambre y que debía espabilarse.

Esta situación trastornó mi visión de la vida. Durante muchos años, en el colegio y en la parroquia, había oído repetir que la honradez y la lealtad eran valores muy importantes. Pero estos valores, de repente, estaban a punto de llevar a mi familia a la miseria.

Lo más terrible para mí fue la depresión de mi madre. Una noche llegó a decir que estaba arrepentida de haberse casado con un hombre honrado como mi padre. Así empecé a odiar a todo el mundo, odiaba este mundo bastardo y falso, que había condenado a mi padre por su lealtad.

Me volví nihilista, ya no creía en nada. Buscaba una válvula de escape a mi estado de ánimo y lo encontré en el rock satánico. Aquella música me gustaba, parecía hecha a propósito para llenar el vacío de valores que tenía.

Al principio, sólo escuchaba música. Después empecé a traducir la letra que, a menudo, era lúgubre, violenta y pesimista. Parecía la representación perfecta de mi odio al mundo. Luego el rock satánico me llevó a acercarme al satanismo propiamente dicho. En un comienzo, entré en contacto con gente que practicaba la magia negra. Me prestaron varios libros, que leí con sumo interés.

El satanismo parecía la respuesta adecuada a mis preguntas de aquel momento. Luego, poco a poco, empecé a apasionarme por el espiritismo... Me fascinaba la idea de preguntar a los muertos. El mundo del más allá parecía, en cierto sentido, más puro que aquel en el que vivía realmente, y así, con un grupo de amigos, empezamos a hacer sesiones de espiritismo para entrar en contacto con las almas de los difuntos.

Esto duró unos meses, pues me di cuenta de que esta pasión me tenía aislado del mundo... Esto no me hacía feliz, pero llenaba mi vida. Sentía que la experiencia del espiritismo, y antes la del satanismo, había contribuido a colmar un vacío que tenía dentro de mí, pero nada más.

Sin embargo, ambas experiencias me habían hecho más lúgubre y pesimista que antes. Había perdido completamente la dimensión de la realidad y vivía en un mundo muy mío.

Seguía escuchando música de rock satánico. No podía dejar de escucharla. Me daba fuerza y valor para seguir adelante; pero, al mismo tiempo, me estaba envenenando.

Hasta que me enamoré de Valentina, una chica espléndida. Gracias a ella recobré la esperanza. En la misma época, mi padre encontró un nuevo trabajo y la situación familiar mejoró.

Muchos otros chicos cayeron más bajo hasta cometer delitos. Yo no caí tan bajo, pero si no cambio de rumbo, hubiera pasado cualquier cosa. Yo era en aquel momento realmente frágil.

Muchos jóvenes como yo, están desencantados del mundo. Se sienten traicionados por la vida. Sueñan con un mundo más justo que no sea sólo el campo de malhechores y aduladores, dispuestos a arrodillarse ante el dios dinero y ante los poderosos.

De toda mi experiencia he aprendido que, para combatir los males del mundo, no hay que huir. Hay que comprometerse para construir un mundo mejor.

Aislarse de la realidad, a través de las prácticas esotéricas, no sirve de nada. Por eso, a los jóvenes les diría que estén atentos, porque el demonio acecha contra nuestras frágiles vidas, cuando halla el terreno abonado del desencanto y de la desesperación. Yo no quiero dejarme atrapar por el pesimismo de Satanás
67.


67  Climati Carlo, Los jóvenes y el esoterismo, o.c., p. 46-50.

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2016 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com