Wednesday July 26,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
San José - El mas santo de los antos

  


SAN JOSÉ
El más santo de los santos
  


Introducción

1»  Algunos textos aplicables a san José

2»  Virginidad de san José

3»  Matrimonio de José y María

4»  Paternidad de san José

5»  La sagrada familia

6»  Un poco de historia

7»  Privilegios de san José

8»  Asunción de san José

9»  San José y los moribundos

10»  El más santo de los santos

11»  Los Papas y san José


12.1»  Apariciones de san José Parte 1

12.2»  Apariciones de san José Parte 2

12.3»  Apariciones de san José Parte 3

12.4»  Apariciones de san José Parte 4


13.1»  Milagros de san José Parte 1

13.2»  Milagros de san José Parte 2

13.3»  Milagros de san José Parte 3

13.4»  Milagros de san José Parte 4


14.1»  Palabras de algunos santos - Parte 1

14.2»  Palabras de algunos santos - Parte 2

14.3»  Palabras de algunos santos - Parte 3

14.4»  Palabras de algunos santos - Parte 4


15»  Algunos santuarios de san José

16»  Reflexiones

17»  Dolores y gozos de san José

18»  Letanías a san José

19»  Oraciones a san José

20»  Consagración a san José

21»  Conclusión

22»  Bibliografía

23»  Novena a san José
(versión corta)

 

19» Oraciones a san José

Autor: P. Angel Peña O.A.R

Oh Dios que con inefable providencia te dignaste elegir a san José para esposo de la Virgen María, te rogamos nos concedas que, así como lo veneramos como nuestro protector en la tierra, así merezcamos tenerle como protector en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

ORACIÓN DE LEÓN XIII:

A ti recurrimos en nuestra tribulación, bienaventurado José; y, después de haber implorado el auxilio de tu Santísima Esposa, solicitamos también confiadamente tu patrocinio.

Por el afecto que te unió a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios, y por el amor paternal, que profesaste a Niño Jesús, te suplicamos que vuelvas benigno los ojos a la herencia que Jesucristo conquistó con su sangre y que nos socorras con tu poder en nuestras necesidades.

Protege, prudentísimo custodio de la divina Familia, al linaje escogido de Jesucristo; presérvanos, padre amantísimo, de todo contagio de error y corrupción; sé propicio y asístenos desde el cielo, poderosísimo protector nuestro, en el combate que al presente libramos contra el poder de las tinieblas.

Y, del mismo modo que en otra ocasión libraste del peligro de la muerte al Niño Jesús, defiende ahora a la santa Iglesia de Dios contra las asechanzas del enemigo y contra toda adversidad.

Ampara a cada uno de nosotros con tu perpetuo patrocinio; a fin de que, siguiendo tus ejemplos y sostenidos con tu auxilio, podamos vivir santamente, morir piadosamente y obtener la felicidad eterna del cielo.
Amén.


ACORDAOS


Acordaos, oh castísimo esposo de la Virgen María, amado san José, que jamás se oyó decir que ninguno que haya invocado vuestra protección y pedido vuestro auxilio haya sido abandonado de Vos. Animado por esta confianza, a Vos acudo y a Vos me encomiendo con todo el fervor de mi alma. No desechéis mis humildes súplicas, antes bien acogedlas benignamente. Amén93.

Oh san José, padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de la Virgen María, ruega por nosotros y por todos los agonizantes de este día o de esta noche.


Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía. Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía. Jesús, José y María, con Vos descanse en paz el alma mía.


- Para ir a Cristo y María, san José es el mejor guía.
- Mientras José trabajaba, en Jesús siempre pensaba.
- José es maestro y patrón, de las almas de oración.
- Sin cesar pide a José, que al morir contigo esté.
- Pide a José cada día, que te asista en tu agonía.
- Con Jesús, José y María, feliz es la travesía.
- No hay gloria como la gloria, ni santo de tal valía
como el padre de Jesús y el esposo de María.


93 Oración de Pío IX, año 1863.



   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com