Friday November 28,2014
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

SECCIONES

La Santa Misa > Testimonio de Catalina sobre la Santa Misa

Páginas: [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10]


Cristo Jesus es la EucaristiaLa Santa Misa.
En la maravillosa catequesis con la que el Señor y la Virgen Maria nos han ido instruyendo –en primer lugar enseñándonos la forma de rezar el Sto. Rosario, de orar con el corazón, de meditar y disfrutar de los encuentros con Dios y con nuestra Madre bendita; la manera de confesarse bien- esta la del conocimiento de lo que sucede en la Santa Misa y la forma de vivirla con el corazón.

Este es el testimonio que debo y quiero dar al mundo entero, para mayor Gloria de Dios y para la salvación de todo aquel que quiera abrir su corazón al Señor. Para que muchas almas consagradas a Dios, revivan el fuego del amor a Cristo, unas que son dueñas de las manos que tienen el poder de traerlo a la tierra para que sea su alimento, las otras, para que pierdan la “costumbre” de recibirlo y revivan el asombro del encuentro cotidiano con el amor.  Para que mis hermanos y hermanas laicos del mundo entero vivan el mayor de los Milagros con el corazón: la celebración de la Santa Eucaristía.

Era la vigilia del día de la Anunciación y los componentes del grupo nuestro habíamos ido a confesarnos.  Algunas de las señoras del grupo de oración no alcanzaron a hacerlo y dejaron su confesión para el día siguiente antes de la Santa Misa.

Cuando llegue al día siguiente a la santa Iglesia un poco atrasada, el señor arzobispo y los sacerdotes ya estaban saliendo al presbiterio.  Dijo la Virgen con aquella voz tan suave y femenina que a uno le endulza el alma:

“Hoy es un día de aprendizaje para ti y quiero que prestes mucha atención, porque de lo que seas testigo hoy, todo lo que vivas en este día, tendrás que participarlo a la humanidad”.  Me quede sobrecogida sin entender pero procurando estar muy atenta.

Lo primero que percibí es que había un coro de voces muy hermosas que cantaban como si estuviesen lejos, a momentos se acercaba y luego se alejaba la música como con el sonido del viento.

El señor Arzobispo empezó la Santa Misa, y al llegar a la Oración Penitencial, dijo la Santísima Virgen:

“Desde el fondo de tu corazón, pide perdón al Señor por todas tus culpas, por haberlo ofendido, así podrás participar dignamente de este privilegio que es asistir a la Santa Misa”.

Seguramente que por una fracción de segundo pensé: “pero si estoy en gracia de Dios, me acabo de confesar anoche”.


Página Siguiente >

 

 
 


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2014 Maria Luz Divina
Impulsada por: SuperEmprendedoresOnline.com/Revista