Sunday March 26,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 


INDICE REFLEXIONES

PARTE 1 de 6 »

Partes[ 1 ] [ 2 ] [ 3 ] [ 4 ] [ 5 ] [ 6 ]


LAS SEMILLAS DEL REY

En un pueblo lejano, el rey convocó a todos los jóvenes a una audiencia privada con él, en donde les daría un importante mensaje.

Muchos jóvenes asistieron y el rey les dijo: "Os voy a dar una semilla diferente a cada uno de vosotros, al cabo de 6 meses deberán traerme en una maceta la planta que haya crecido, y la planta más bella ganará la mano de mi hija y, por ende, el reino"

Así se hizo, pero había un jo­ven que plantó su semilla y ésta no germinaba; mientras tanto, todos los demás jóvenes del rei­no no paraban de hablar y mos­trar las hermosas plantas y flo­res que habían sembrado en sus macetas.

Llegaron los seis meses y to­dos los jóvenes desfilaban hacia el castillo con hermosísimas y exóticas plantas. El joven esta­ba demasiado triste pues su se­milla nunca germinó, ni siquiera quería ir al palacio, pero su ma­dre insistía en que debía ir pues era un participante y debía estar alli.

Con la cabeza baja y muy avergonzado, desfiló al último hacia el palacio, con su maceta vacía. Todos los jóvenes habla­ban de sus plantas, y al ver a nuestro amigo soltaron en risa y burla; en ese momento el albo­roto fue interrumpido por el in­greso del rey, todos hicieron su respectiva reverencia mientras el rey se paseaba entre todas las macetas admirando las plantas.

Finalizada la inspección hizo llamar a su hija, y llamó de entre todos al joven que llevó su maceta vacía; atónitos, todos esperaban la explicación de aquella acción.

El rey dijo entonces: "Éste es el nuevo heredero del trono y se casará con mi hija, pues a to­dos ustedes se les dio una semi­lla infértil, y todos trataron de engañarme plantando otras plan­tas; pero este joven tuvo el va­lor de presentarse y mostrar su maceta vacía, siendo sincero, real y valiente, cualidades que un futuro rey debe tener y que mi hija merece".

“Si no te equivocas de vez en cuando, es que no te expones.”

 
     
   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2016 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com