Monday April 24,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
San José - El mas santo de los antos

  


NOVENA DE SANTA MARIA DE GUADALUPE
En Honor de nuestra Madre
  

Dedicatoria

»  Propósito de la Novena

»  Oración Inicial para todos los días

»  Oración Final para todos los días


1»  Día Primero

2»  Día Segundo

3»  Día Tercero

4»  Día Cuarto

5»  Día Quinto

6»  Día Sexto

7»  Día Séptimo

8»  Día Octavo

9»  Día Noveno


»  Consagración de los Hogares a la Virgen Santa María de Guadalupe

»  Oración por las Vocaciones

»  Oración a San Juan Diego

 

 

Novena de Santa María de Guadalupe
» Oración inicial para todos los días

Autor: P. Manuel Canal Montañés

Virgen Santa María de Guadalupe, que te dignaste visitar nuestra Nación mexicana, nuestra tierra americana, inaugurando con tu presencia una nueva raza en la fe, Tú, Señora y Reina nuestra, elegiste, como lo hicieras en la primera mañana de la Anunciación visitando a tu prima Isabel, poner tus plantas sobre el Tepeyac, repitiendo la aventura de traernos en tu seno, grávido de Dios, el milagro de la fe, la esperanza y el amor.

Déjanos llegar hasta tus plantas, hasta tus rosas, porque nuestras vidas necesitan tu fe de Primera Creyente, para nuestra falta de fe y valentía; tu esperanza de Corredentora, para nuestra apatía, vida sin ilusión y sin anhelos; tu amor de Madre, para curar nuestro egoísmo y desamor, y tu paz al fin, para nuestra lucha de cada día y descanso de cada noche.

Venimos todos, Virgen de Guadalupe, en esta novena de rosas, a dejar en tus manos de Madre, nuestro dolor de hijos necesitados y heridos. Cada uno te trae su dicha o su derrota.

Cada uno, con su ansia sin cauce o su sed colmada; cada uno con su cumbre y su abismo. Cada uno, suplicándote por estas Avemarías a ti, Madre y Reina de la Paz, que esa paz que tu Hijo nos conquistó con su muerte y resurrección, reine en cada hogar, en cada corazón de tus hijos todos, cristianos y de la paganía. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com