Friday April 28,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

LA EUCARISTÍA EL TESORO MÁS GRANDE DEL MUNDO

»  Introducción


1»  El hombre-Dios

2»  Respeto a Jesús Eucaristía

3»  El gran tesoro

4»  Eucaristía y sanación


5» Eucaristía, presencia plena de Dios:

5.1»  La presencia de Dios no es la misma en todas partes

5.2»  La adoración eucarística alcanza una dimensión nueva


6» El sagrario:

6.1»  Los primeros cristianos

6.2»  El Maestro está ahí y te llama


7»  Una historia de amor

8»  Humildad de Jesús

9»  Eucaristía, camino de santidad


10» La misa:

10.1»  Es el acto más grande y más sublime

10.2»  Asistir a misa cada día y recibir inmensas bendiciones de Dios


11» La comunión:

11.1» La Cercanía máxima de Dios en nuestra vida

11.2» Encontrando la fuerza para vivir en medio del dolor


12»  Comunión y caridad

13»  Espíritu Santo y la Eucaristía

14»  La Iglesia y la Eucaristía

15»  María y la Eucaristía

16»  Los ángeles y la Eucaristía

17»  La Eucaristía y los santos Padres

18»  Milagros eucarísticos


19»  Los santos y la Eucaristía:

19.1»  Beata Imelda Lambertini

19.2»  San Pascual Bailón

19.3»  Santa Margarita María de Alacoque

19.4»  Beato Pedro Vignes

19.5»  Santa María Micaela del Santísimo Sacramento

19.6»  San Pedro Julián Eymard

19.7»  Venerable Angeles Sorazu

19.8»  Santa Faustina Kowalska

19.9»  Beato Manuel González García

19.10»  San Pío de Pietrelcina


20»  Experiencias de Juan Pablo II

21»  Padre Segundo Llorente

22»  Padre Pietro Alagiani


23» La Eucaristía y los convertidos:

23a»  Jean Frederic Brunswick

23b»  Beato Charles de Foucald y Manuel García Morente

23c»  Andre Frossard

23d»  Hermann Cohen

23e»  Eugenio Zolli

23f»  Irma Barsy

23g»  Alex Guinness

23h»  James J. Pitts

23i»  Scott Hahn


24»  Visiones y revelaciones


25»  Adoración eucarística:

25.1»  La devoción de adorar

25.2»  Cuánta luz y cúanto amor


26»  Horas santas:

26.1»  Si todos nos comprometiéramos

26.2»  El valor de una hora de adoración


27»  Adoración perpetua:

27.1»  Antedecentes

27.2»  Experiencias de muchas partes del mundo


28»  Un sueño

29»  Oración

30»  Conclusión

31»  Bibliografía

 

19» Los santos y la Eucaristía
i) Beato Manuel González García (1877-1940)

Autor: P. Angel Peña O.A.R  

Es el llamado obispo de los sagrarios abandonados, pues tanto se esforzó por conseguir almas adoradoras, para que Jesús Eucaristía nunca estuviera solo en el sagrario.

Decía que el abandono de Jesús en el sagrario de muchas iglesias era uno de los peores males, porque privaba a la Iglesia y al mundo de infinidad de gracias.

Él fundó la Obra de los sagrarios-calvarios y las misioneras eucarísticas de Nazaret.

Él deseaba que, en todas las parroquias, hubiera adoración diurna perpetua. Y quería que todos sus feligreses fueran centinelas perennes del sagrario, como lámparas ardientes ante Jesús sacramentado.

Y esto lo pedía especialmente a los sacerdotes.

A ellos les decía:

Cuánto debe gozar el corazón del sacerdote en vivir sólo para dar a Jesús y darse con Él a las almas.

Por la consagración sacerdotal, el sacerdote ha dejado místicamente de ser un hombre para empezar a ser Jesús.

Una especie de transustanciación se ha operado en él: las apariencias son del hombre, la sustancia es de Jesús.

Tiene lengua, ojos, manos, pies, corazón como los demás hombres; pero, desde que ha sido consagrado, todos esos órganos e instrumentos no son del hombre sino de Jesús83.

El beato Manuel González era muy consciente de que ante Jesús sacramentado hay millones de ángeles, adorando a Jesús, y no quería que nosotros fuéramos menos.

Por eso, animaba a los niños pobres de las escuelas que fundó en Huelva (España) para que hicieran visitas a Jesús al salir de la escuela.

Escribía: Una de las dificultades de la oración ante el sagrario, es no acabar de darnos cuenta de que Jesús esta allí, vivo y personalmente.

¡Se repite tanto en el sagrario la escena de Emaús, de estar con Jesús sin darnos cuenta de que Él está con nosotros!

¡Cuánto debemos aprender de los felices caminantes de Emaús, para llegar a sentir arder el corazón oyéndolo y reconocer a nuestro huésped Jesús al partir el pan!…

Padre eterno, bendita sea la hora en que los labios de vuestro Hijo unigénito se abrieron en la tierra para dejar salir estas palabras: Sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, bendito seas por cada uno de los sagrarios de la tierra. ¡Bendito, bendito Emmanuel!84.

Toda su vida fue un deseo ardiente de amar cada vez más a Jesús sacramentado.

Y, por eso, escribió:

Pido ser enterrado junto a un sagrario para que mis huesos después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen:

¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No dejadlo abandonado!
85.

Fue beatificado por el Papa Juan Pablo II el 29 de abril de 2001.


83 Campos Giles José, El obispo del sagrario abandonado, Ed. El granito de Arena, Madrid, 1983, p.
192.
84 Qué hace y qué dice el Corazón de Jesús en el sagrario, 37.
85 ib. p. 577.

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com