Wednesday July 26,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

  
¡Misterio!
Descorriendo el Velo
de la Masonería
  



» Introducción general

Primera parte:
Introdución

Naturaleza de la masonería

Secretos y Juramentos Masónicos

El fin de la masonería

Formación y funcionamiento de logias

La instrucción masónica

La Masonería y el Catolicismo

Parte Segunda:
La Religión Masónica

La Masonería y la política

10» La Masonería y sus ideales de libertad, igualdad y fraternidad

11» La Masonería y su ideal
de moralidad

12» La Masonería y su ideal
de beneficiencia

13» Doctrinas Filosófica
y Sociales

14» Congreso antimasónico internacional de Trento.
Resumen.

15» Origen de la Masonería
y su relación con otras sectas

16» Parentesco de la masonería con el Judaísmo

17» ¿La Masonería es instrumento del Judaísmo?

18» Medios de Acción de la Masonería

19» Tretas Masónicas:
Mentira e hipocresía

20» La Masonería de Adopción
y Los Lobetones

21» Condenación de la Masonería

22» Resumen de las Condenaciones de la Iglesia

23» Condenaciones de parte
de la autoridad civil

24» Epilogo


» ANEXO A
Imposibilidad de conciliar Fe cristiana y Masonería

» ANEXO B
Declaración sobre la masoneria


 

23.  Condenaciones de parte de la autoridad civil

Autor: Cardenal José María Caro Rodríguez (1924) Fuente: Catholic.net 

179. — Prohibiciones de la Masonería por el Estado en los siglos pasados

No se vaya a creer que sólo la Iglesia se ha visto amenazada por la Masonería y obligada a prohibirla, o que sólo lo haya hecho algún estado católico, influenciado por la Iglesia. De ninguna manera.

Las primeras medidas tomadas por los gobiernos civiles lo fueron en países protestantes. Holanda la prohibió en 1735; Suecia y Ginebra, en 1738; Zurich, en 1740; Berna, en 1745; en España, Portugal e Italia, se tomaron disposiciones contra ella en 1738. En Baviera fue prohibida en 1784 y 1785; en Austria, en 1795; en Baden, en 1813 ; en Rusia, en 1822. Desde 1847 fué tolerada en Baden; Desde 1850, en Baviera, y desde 1868, en Hungría y España.

En Prusia (1798) se prohibió en general la Masonería, exceptuando a las tres antiguas Grandes Logias Prusianas, sujetas por el protectorado del gobierno a su severo control.

En Inglaterra, un acto del Parlamento, dispuso en 1798 ‘una supresión más eficaz de sociedades establecidas para sediciones y propósitos traidores y la prohibición de prácticas traidoras y sediciosas’. Sólo se dejaron toleradas las logias que existían en esa fecha, regidas por las antiguas reglas de la Masonería del reino (Cath. Encyc., p.786.) En los autores citados se pueden ver más detalles.

180. — Prohibiciones en el presente siglo


Se comprende fácilmente que teniendo la Masonería a sus hombres apostados en los más elevados e influyentes cargos del Estado, no ha de dictar o permitir que se dicte ninguna disposición que pueda serle molesta siquiera.

En Chile hemos visto cómo quedó prácticamente sin efecto el decreto de un ministro de Guerra, general de nuestro ejército, que prohibía a los miembros del ejército pertenecer a esa clase de asociaciones.

Por otra parte, el carácter secreto de la Masonería conserva celosamente donde todavía no puede disponer con seguridad de los influjos del poder, la hace al menos oficialmente desconocida en muchas partes e ignorado cándidamente el alcance de su poder y de sus planes, como por desgracia sucede en naciones católicas de este continente.

En la República Argentina, la Masonería quiso salir de la condición de secta vergonzante y pidió ser reconocida por el Gobierno; pero el estudio de sus Estatutos y el informe que se pasó al Gobierno fue adverso a sus pretensiones, y el Gobierno decretó ‘No haber lugar al reconocimiento de la sociedad Gran Oriente Nacional del Rito Argentino, como persona jurídica’, resolución que se mandó publicar en el Boletín Oficial (26 Sept. 1906.)

Pero donde se ha sentido por el Gobierno más profundamente la acción maléfica de la Masonería, ha sido sin duda en Italia. Se ha comprendido que no se podía desandar el camino tan desastrosamente andado hacia el desquiciamiento social, si no se prohibían las sociedades secretas.

En el número 113 he citado un fragmento del informe que se presentó a las Cámaras, cuya lectura deja en todo hombre sincero y patriota la profunda convicción de la plenísima razón con que el Gobierno, para su seguridad, necesita saber lo que se hace en las asociaciones de sus ciudadanos y las personas que las forman, que es lo que ha dispuesto el Gobierno del señor Mussolini, con tanta rabia de los masones. Ya se ha dicho que la Masonería no puede existir a la luz.

181. — ¿Comienza el total cumplimiento de una profecía?


Lo que pasa en Italia y el desprecio profundo con que los intelectuales de Francia miran la Masonería y la alarma de los escritores ingleses, que son espíritu imparcial y patriótico estudian el movimiento revolucionario actual, dirigido desde Rusia, y que no han podido dejar de ver la íntima conexión del Bolchevismo con el Judaísmo y de ambos con la Masonería; además las evidentes señales de que el poder actual de la Masonería en la casi totalidad de las naciones europeas y tal vez de las americanas dista mucho de lo que fué en los tres primeros cuartos del siglo pasado; todo esto, digo, hace pensar si no es ya el tiempo en que comienza su decadencia definitiva, después de haber llegado al cenit de su poder y gloria, según la predicción que se atribuye a la B. Ana María Taigi, dirigida a León XII, a principios del siglo XIX, con estas palabras:

‘ Padre Santo, los francmasones no hacen actualmente mucho ruido, pero poco a poco crecerá su audacia y llegará una hora en que parecerán ser los amos absolutos. Mas Dios los quebrantará de una manera terrible’ ( Rev. des SS. Secr., p. 277, 1925.)

La primera parte, relativa al predominio absoluto de la Masonería, se ha cumplido ya en casi todos los países europeos ¿Comienza también a cumplirse la segunda? Al menos así lo hacen pensar los indicios señalados.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com